Brunch Magazine | Una revista de moda para gente que no lee revistas de moda

Eventos, noticias y morbosidades del arte contemporáneo en 2016

  • En BRUNCH nos gustan las listas y los remembers, qué le vamos a hacer. Sobre todo en un año en el que, como cantaba el poeta, arden las pérdidas. Aunque somos conscientes de que en estas fechas el listing de avatares pasados y futuros inundan blogs y revistas, nosotros queremos poner nuestro granito de arena y subrayar los diez acontecimientos que, a nuestros ojos, más han valido la pena en el 2016 en materia de arte. Como toda lista que se precie, la nuestra es sesgada y altamente subjetiva: haremos mención a exposiciones y noticias que hemos vivido intensamente, que nos han impactado o que, simple y llanamente, nos han parecido un filón.

  • 1. EL HAPPENING DEL BOSCO EN EL MUSEO DEL PRADO

    Aunque nuestro amado Jheronimus Bosco no entra desde luego en la arbitrariamente definida generación de autores contemporáneos, sí encaja en el concepto el tremendo happening que supuso la gran retrospectiva que el Museo del Prado le dedicó en Madrid el verano pasado. Cuatro meses de colas interminables, pases a la hora, imperativas reservas por internet, japoneses y chinos apilados, tres minutos y medio por cuadro y no te pases ni un segundo más que nos capan todos los que están detrás esperando, sudores compartidos y mucho, mucho abanico, son síntomas claros de lo que podríamos llamar "Exposiciones Vedettes" del siglo XXI, es decir, muestras monumentales organizadas cada año por los principales museos del mundo para "hacer caja" y saciar las ansias de consumir imágenes del individuo contemporáneo. Cueste lo cueste, y no cuesta poco precisamente la entrada al museo.

  • 2. LA VUELTA AL MUSEO DE MAURIZIO CATTELAN:

    Os lo contábamos en BRUNCH hace unas semanas: el artista más irreverente del panorama internacional volvió a los ruedos museísticos con una imponente retrospectiva en el Museo de la Moneda de París. Sus piezas más emblemáticas vistieron las señoriales salas del palacio, como La Nona Ora, escultura de Juan Pablo II atacado por un meteorito (amantes de la serie The Young Pope: os suena la imagen, verdad?); Novecento o Him, el mini Hitler arrodillado con cara de no haber roto un plato y que este año se ha colocado en segunda posición en el top ventas del mercado del arte contemporáneo: casi 18 millones de dólares han pagado en subasta por la pieza de Cattelan, ahí es nada. Aquí reside una de las coñas más afiladas del arte contemporáneo: un tipo, posiblemente chino o saudí, tendrá en una de sus mansiones, junto al tigre de bengala, a un Führer en versión mini.

  • 3. MICHEL HOUELLEBEC EN EL PALAIS DE TOKYO:

    "Stay alive" fue la performance espacial que el polémico Michel Houellebec realizó durante los meses del pasado verano en el Palais de Tokyo de París. Las salas del flamante museo se transformaron en un paisaje plagado de las angustias y obsesiones del escritor: fotografías, películas, instalaciones, objetos varios y hasta una habitación-mausoleo dedicada por entero a su perro muerto Clément bajo la voz en off de Iggy Pop (una paja mental de primer nivel, pero como la firma Houellebec, aceptamos barco como animal acuático).

  • 4. BILDUNGSROMAN DE MATHEW BARNEY EN OSLO:

    El fantástico museo Astrup Fearnley Museet de Oslo (diseñado por el gran Renzo Piano) dedicó de febrero a mayo de 2016 una retrospectiva a los principales trabajos del genial Mathew Barney realizados desde los años 90: desde Facility of decline (1991) o el genial ciclo de Cremaster (1994-2002) hasta Drawing restraint 9 (2005) y el más reciente River of Fundament (2014). El solo de Barney se configuró como un auténtico chute visual que permitió a los afortunados que se acercaron a la capital noruega disfrutar de una panorámica global de la práctica escénica y narrativa del artista, con especial mención al recorrido por su obra escultórica y sus enigmáticas ficciones biológicas.

  • 5. LOS DOS GOLES DE GUGGEMHEIM: SHADOWS DE WARHOL Y LAS CEDAS DE LOUISE BOURGEOIS:

    2016 fue un año de exposiciones estrella para el Guggemheim de Bilbao. El primer golazo vino de la mano de la impresionante Shadows de Warhol (del 26 de febrero al 2 de octubre), una muestra de las 102 serigrafías abstractas -que constituyen una única y monumental pintura fragmentada- que el artista americano desarrolló en la cincuentena con ayuda de sus amigos de la Factory. El segundo golpe maestro llegó poco después con las Celdas de Louise Bourgeois (del 18 de marzo al 4 de septiembre), una enorme metáfora existencial con forma de escenografía carcelaria que llenó a rebosar las salas del museo. Tampoco aquí fallaron las extensas colas. Doblete pues del Guggenheim!

  • 6. JULIA MARGARET CAMERON Y BRUCE DAVIDSON EN FUNDACIÓN MAPFRE:

    Otro de los dobletes más sonados para los amantes de la fotografía fue el de la Fundación Mapfre. Primero con la fantástica expo de una de las pioneras en el arte de la fotografía de siglo XIX, Julia Margaret Cameron, y segundo, con la imprescindible retrospectiva de Bruce Davidson este otoño, uno de los fotógrafos más destacados de la fotografía urbana de la segunda mitad del siglo XX.

  • 7. FENÓMENO WILLIAM EAGLESTON EN LA NATIONAL PORTRAIT GALLERY:

    El puntazo del año en materia de fotografía fue posiblemente el de la National Portrait Gallery de Londres y su exposición dedicada al maravilloso William Eagleston (del 21 de julio al 23 de octubre). Otro chute visual con forma retratos del fotógrafo americano, maestro del color, de la belleza de lo cotidiano y fuente de inspiración de artistas clave de la segunda mitad del siglo XX como Paul Graham o Sophia Coppola.

  • 8-. MANUS X MACHINE EN EL MET DE NUEVA YORK:

    De las exposiciones del año que han tenido a la moda como protagonistas, la del Metropolitan Museum de Nueva York se ha llevado la palma. Manus x Machine: fashion in a age of technology (del 5 de mayo al 14 de agosto) reveló de forma magistral, a través de más de 170 piezas, la dicotomía más o menos tensa entre artesanía y tecnología que subyace a la industria de la alta costura y el prêt-à-porter desde principios del siglo XX hasta el presente. El resultado fue una muestra llena contrastes y con alta dosis para la reflexión sobre el futuro de la moda que hizo las delicias de los amantes de Iris Van Herpen, Hussein Chalayan o Christopher Kane.

  • 9. LOS TULIPANES DE JEFF KOONS:

    En el arte contemporáneo parece que no todo es mercado (o al menos, no a primera vista). El pasado noviembre, la embajadora americana en París confirmaba, llena de satisfacción, el "don" de una obra de Jeff Koons a la ciudad en conmemoración de los atentados de noviembre de 2015. La macroescultura, de 12 metros de alto y más de 33 toneladas de peso, se titula Bouquets of Tulips y representa una mano hiperrealista que sostiene un ramo de algo que, con mucha imaginación, figura ser unos tulipanes. La pieza será instalada en los primeros meses de 2017 en un lugar estelar: entre el Museo de Arte Moderno y el Palais de Tokyo. El "regalito" de Koons, planteado por el propio artista como un contradon al gesto que los franceses tuvieron con los EE.UU. hace 130 años y que se llamó Estatua de la Libertad (¡!), tendrá un coste aproximado de 3 millones de euros y será financiado por mecenas privados. La noticia ha generado tantas críticas como entusiasmos, pero lo cierto es que es otro golpe maestro del establishment americano en el mundo del arte contemporáneo.

  • 10 YOU SAY YOU WANT A REVOLUTION EN EL VICTORIA AND ALBERT MUSEUM:

    Aunque el otoño en Londres ha sido una época plagada de exposiciones estrella, creemos que lo que hizo el V/A con You say you want a revolution: records and rebels 1966-1970 se merece un puesto aparte. Además de hacer vibrar a los cuerpos de los visitantes con un hilo musical de altura (de Janis Joplin a los Beatles, pasando por los Birds, Blondie o David Bowie), la expo cuenta (porque estará visible hasta el 27 de febrero!) con una increíble puesta en escena que incluye cientos de prendas emblemáticas, objetos, discos, filmografía, amuletos o pancartas del famoso Swinging London, unas de las épocas más sugerentes de la segunda mitad del siglo XX.

  • POSTDATA: EL PELOTAZO MILLONARIO DE BASQUIAT:

    El mercado del arte contemporáneo arroja, como cada año por estas fechas, sus datos más morbosos, es decir, las millonadas impensables que coleccionistas e inversores del mundo entero han desembolsado en las principales empresas de subastas. Aunque, según los analistas, este año ha sido más flojito que los anteriores (el sector, lejos de padecer una miguita de la crisis económica que afecta al universo desde 2007, no ha dejado de aumentar sus porcentajes de crecimiento), 2016 se cierra con una venta supermillonaria que corona a Basquiat como uno de los pintores contemporáneos más cotizados del momento: 57.300.000 dólares ha pagado en Christie´s un japonés por un lienzo de 1982 del americano, de 2.38 metros por 5 m de ancho. Dato: el anterior comprador había pagado por la pieza, doce años antes, 4.500.000 dólares. Esto significa, y al loro con el tema, que la rentabilidad de Basquiat es de un 1200%!!

    Ocupan el segundo y tercer puesto del palmarés del star-system del mercado del arte el ya nombrado Maurizio Cattelan con su mini Hitler y otro habitual, Christopher Wool. Cotilleo final: Jeff Koons ha estado un poquito de capa caída este año. Aunque ha superado los 10 millones de dólares (no deja de ser el artista vivo más cotizado del mundo), se queda lejos de los casi 50 millones de dólares que en 2013 un comprador pagó por uno de sus perros hinchables.

    *ENTERATE DE LO QUE HA DADO DE SÍ LA MODA EN EL 2016

  • En BRUNCH nos gustan las listas y los remembers, qué le vamos a hacer. Sobre todo en un año en el que, como cantaba el poeta, arden las pérdidas. Aunque somos conscientes de que en estas fechas el listing de avatares pasados y futuros inundan blogs y revistas, nosotros queremos poner nuestro granito de arena y subrayar los diez acontecimientos que, a nuestros ojos, más han valido la pena en el 2016 en materia de arte. Como toda lista que se precie, la nuestra es sesgada y altamente subjetiva: haremos mención a exposiciones y noticias que hemos vivido intensamente, que nos han impactado o que, simple y llanamente, nos han parecido un filón.

  • 1. EL HAPPENING DEL BOSCO EN EL MUSEO DEL PRADO

    Aunque nuestro amado Jheronimus Bosco no entra desde luego en la arbitrariamente definida generación de autores contemporáneos, sí encaja en el concepto el tremendo happening que supuso la gran retrospectiva que el Museo del Prado le dedicó en Madrid el verano pasado. Cuatro meses de colas interminables, pases a la hora, imperativas reservas por internet, japoneses y chinos apilados, tres minutos y medio por cuadro y no te pases ni un segundo más que nos capan todos los que están detrás esperando, sudores compartidos y mucho, mucho abanico, son síntomas claros de lo que podríamos llamar "Exposiciones Vedettes" del siglo XXI, es decir, muestras monumentales organizadas cada año por los principales museos del mundo para "hacer caja" y saciar las ansias de consumir imágenes del individuo contemporáneo. Cueste lo cueste, y no cuesta poco precisamente la entrada al museo.

  • 2. LA VUELTA AL MUSEO DE MAURIZIO CATTELAN:

    Os lo contábamos en BRUNCH hace unas semanas: el artista más irreverente del panorama internacional volvió a los ruedos museísticos con una imponente retrospectiva en el Museo de la Moneda de París. Sus piezas más emblemáticas vistieron las señoriales salas del palacio, como La Nona Ora, escultura de Juan Pablo II atacado por un meteorito (amantes de la serie The Young Pope: os suena la imagen, verdad?); Novecento o Him, el mini Hitler arrodillado con cara de no haber roto un plato y que este año se ha colocado en segunda posición en el top ventas del mercado del arte contemporáneo: casi 18 millones de dólares han pagado en subasta por la pieza de Cattelan, ahí es nada. Aquí reside una de las coñas más afiladas del arte contemporáneo: un tipo, posiblemente chino o saudí, tendrá en una de sus mansiones, junto al tigre de bengala, a un Führer en versión mini.

  • 3. MICHEL HOUELLEBEC EN EL PALAIS DE TOKYO:

    "Stay alive" fue la performance espacial que el polémico Michel Houellebec realizó durante los meses del pasado verano en el Palais de Tokyo de París. Las salas del flamante museo se transformaron en un paisaje plagado de las angustias y obsesiones del escritor: fotografías, películas, instalaciones, objetos varios y hasta una habitación-mausoleo dedicada por entero a su perro muerto Clément bajo la voz en off de Iggy Pop (una paja mental de primer nivel, pero como la firma Houellebec, aceptamos barco como animal acuático).

  • 4. BILDUNGSROMAN DE MATHEW BARNEY EN OSLO:

    El fantástico museo Astrup Fearnley Museet de Oslo (diseñado por el gran Renzo Piano) dedicó de febrero a mayo de 2016 una retrospectiva a los principales trabajos del genial Mathew Barney realizados desde los años 90: desde Facility of decline (1991) o el genial ciclo de Cremaster (1994-2002) hasta Drawing restraint 9 (2005) y el más reciente River of Fundament (2014). El solo de Barney se configuró como un auténtico chute visual que permitió a los afortunados que se acercaron a la capital noruega disfrutar de una panorámica global de la práctica escénica y narrativa del artista, con especial mención al recorrido por su obra escultórica y sus enigmáticas ficciones biológicas.

  • 5. LOS DOS GOLES DE GUGGEMHEIM: SHADOWS DE WARHOL Y LAS CEDAS DE LOUISE BOURGEOIS:

    2016 fue un año de exposiciones estrella para el Guggemheim de Bilbao. El primer golazo vino de la mano de la impresionante Shadows de Warhol (del 26 de febrero al 2 de octubre), una muestra de las 102 serigrafías abstractas -que constituyen una única y monumental pintura fragmentada- que el artista americano desarrolló en la cincuentena con ayuda de sus amigos de la Factory. El segundo golpe maestro llegó poco después con las Celdas de Louise Bourgeois (del 18 de marzo al 4 de septiembre), una enorme metáfora existencial con forma de escenografía carcelaria que llenó a rebosar las salas del museo. Tampoco aquí fallaron las extensas colas. Doblete pues del Guggenheim!

  • 6. JULIA MARGARET CAMERON Y BRUCE DAVIDSON EN FUNDACIÓN MAPFRE:

    Otro de los dobletes más sonados para los amantes de la fotografía fue el de la Fundación Mapfre. Primero con la fantástica expo de una de las pioneras en el arte de la fotografía de siglo XIX, Julia Margaret Cameron, y segundo, con la imprescindible retrospectiva de Bruce Davidson este otoño, uno de los fotógrafos más destacados de la fotografía urbana de la segunda mitad del siglo XX.

  • 7. FENÓMENO WILLIAM EAGLESTON EN LA NATIONAL PORTRAIT GALLERY:

    El puntazo del año en materia de fotografía fue posiblemente el de la National Portrait Gallery de Londres y su exposición dedicada al maravilloso William Eagleston (del 21 de julio al 23 de octubre). Otro chute visual con forma retratos del fotógrafo americano, maestro del color, de la belleza de lo cotidiano y fuente de inspiración de artistas clave de la segunda mitad del siglo XX como Paul Graham o Sophia Coppola.

  • 8-. MANUS X MACHINE EN EL MET DE NUEVA YORK:

    De las exposiciones del año que han tenido a la moda como protagonistas, la del Metropolitan Museum de Nueva York se ha llevado la palma. Manus x Machine: fashion in a age of technology (del 5 de mayo al 14 de agosto) reveló de forma magistral, a través de más de 170 piezas, la dicotomía más o menos tensa entre artesanía y tecnología que subyace a la industria de la alta costura y el prêt-à-porter desde principios del siglo XX hasta el presente. El resultado fue una muestra llena contrastes y con alta dosis para la reflexión sobre el futuro de la moda que hizo las delicias de los amantes de Iris Van Herpen, Hussein Chalayan o Christopher Kane.

  • 9. LOS TULIPANES DE JEFF KOONS:

    En el arte contemporáneo parece que no todo es mercado (o al menos, no a primera vista). El pasado noviembre, la embajadora americana en París confirmaba, llena de satisfacción, el "don" de una obra de Jeff Koons a la ciudad en conmemoración de los atentados de noviembre de 2015. La macroescultura, de 12 metros de alto y más de 33 toneladas de peso, se titula Bouquets of Tulips y representa una mano hiperrealista que sostiene un ramo de algo que, con mucha imaginación, figura ser unos tulipanes. La pieza será instalada en los primeros meses de 2017 en un lugar estelar: entre el Museo de Arte Moderno y el Palais de Tokyo. El "regalito" de Koons, planteado por el propio artista como un contradon al gesto que los franceses tuvieron con los EE.UU. hace 130 años y que se llamó Estatua de la Libertad (¡!), tendrá un coste aproximado de 3 millones de euros y será financiado por mecenas privados. La noticia ha generado tantas críticas como entusiasmos, pero lo cierto es que es otro golpe maestro del establishment americano en el mundo del arte contemporáneo.

  • 10 YOU SAY YOU WANT A REVOLUTION EN EL VICTORIA AND ALBERT MUSEUM:

    Aunque el otoño en Londres ha sido una época plagada de exposiciones estrella, creemos que lo que hizo el V/A con You say you want a revolution: records and rebels 1966-1970 se merece un puesto aparte. Además de hacer vibrar a los cuerpos de los visitantes con un hilo musical de altura (de Janis Joplin a los Beatles, pasando por los Birds, Blondie o David Bowie), la expo cuenta (porque estará visible hasta el 27 de febrero!) con una increíble puesta en escena que incluye cientos de prendas emblemáticas, objetos, discos, filmografía, amuletos o pancartas del famoso Swinging London, unas de las épocas más sugerentes de la segunda mitad del siglo XX.

  • POSTDATA: EL PELOTAZO MILLONARIO DE BASQUIAT:

    El mercado del arte contemporáneo arroja, como cada año por estas fechas, sus datos más morbosos, es decir, las millonadas impensables que coleccionistas e inversores del mundo entero han desembolsado en las principales empresas de subastas. Aunque, según los analistas, este año ha sido más flojito que los anteriores (el sector, lejos de padecer una miguita de la crisis económica que afecta al universo desde 2007, no ha dejado de aumentar sus porcentajes de crecimiento), 2016 se cierra con una venta supermillonaria que corona a Basquiat como uno de los pintores contemporáneos más cotizados del momento: 57.300.000 dólares ha pagado en Christie´s un japonés por un lienzo de 1982 del americano, de 2.38 metros por 5 m de ancho. Dato: el anterior comprador había pagado por la pieza, doce años antes, 4.500.000 dólares. Esto significa, y al loro con el tema, que la rentabilidad de Basquiat es de un 1200%!!

    Ocupan el segundo y tercer puesto del palmarés del star-system del mercado del arte el ya nombrado Maurizio Cattelan con su mini Hitler y otro habitual, Christopher Wool. Cotilleo final: Jeff Koons ha estado un poquito de capa caída este año. Aunque ha superado los 10 millones de dólares (no deja de ser el artista vivo más cotizado del mundo), se queda lejos de los casi 50 millones de dólares que en 2013 un comprador pagó por uno de sus perros hinchables.

    *ENTERATE DE LO QUE HA DADO DE SÍ LA MODA EN EL 2016

ENTRADAS ANTERIORES
Publicidad

Cargando...
Brunch Magazine es una marca registrada de Vicious Media © Todos los derechos reservados. I Love Vicious SL / info@brunchmag.comDesign by Pixel and Pixel

SUBSCRÍBETE A NUESTRA

NEWSLETTER

notificacion