Brunch Magazine | Una revista de moda para gente que no lee revistas de moda

SOLVE SUNDSBO: MAGIA Y ARTIFICIO DE PRIMER NIVEL

  • Sølve Sundsbø.

    Ya sabéis que en Brunch tenemos varios fotógrafos fetiche, nombres que generalmente nos recuerdan que la imagen-moda roza muy de cerca la categoría de arte.

    Nombres que, por lo tanto, nos emocionan cada vez que los encontramos navegando entre las páginas de una revista. Uno de ellos es el noruego Sølve Sundsbø, cuya genialidad se nos escurre casi por la lengua cuando intentamos describirla.

  • Sølve Sundsbø.


    Nacido en Noruega en 1970 y con dotes para la imagen desde bien joven (el típico caso de tipo que recurre a sus amigos para hacer sus primeros pinitos como artista pero que, esto es menos típico, resulta sorprendentemente talentoso ya en la edad del pavo), Sølve Sundsbø ingresa en 1995 en la celebérrima London College of Printig. Desde ese momento, lo suyo fue un "viento en popa y a toda vela".

    Como el talento llama al talento, el noruego fue fichado rápidamente nada más y nada menos que por el mismísimo Nick Knight para trabajar como su asistente. En 1999 es elegido mejor promesa del Festival International de Hyères, hervidero internacional de talentos del mundo de la moda y de la fotografía. La pera limonera.

  • Sølve Sundsbø.

    Desde entonces, el artista multiplica su trabajo en las páginas de las principales cabeceras de moda internacionales como Vogue, i-D, Dazed & Confused, Numéro o Visionaire y ha sido requerido para firmar las campañas de varios monstruos sagrados como Yves Saint Laurent, Chanel, Hermès o Lancôme.

    Todos ellos han sucumbido al estilo múltiple de Sundsbø, marcado en todos los casos por la magia de la composición y un impecable sentido del artificio y de la armonía geométrica.

  • Sølve Sundsbø.

    En blanco y negro o en color, Sølve Sundsbø nos regala imágenes vaporosas, inquietantes, agresivas, fantasmagóricas, sexys a rabiar. Todo un repertorio sin patrón definido salvo el buen gusto, la experimentación (nuestro fotógrafo es un habitual de técnicas basadas en los rayos X, los 3 D o los efectos pirotécnicos) y la sofisticación extrema.

    Como referencias, además del propio Night, encontramos en la obra de Sølve ecos de grandes tallas de la foto de moda contemporánea como David Bailey o Guy Bourdin. Ahí es nada.

  • Sølve Sundsbø.

    En definitiva, un sueño de tipo y un sueño de trabajo. Sumergirte en su web es una experiencia estética de primer nivel, una alegría para nuestras saturadas pupilas y, sobre todo, un ejemplo clair et net, como dicen los franceses, de que la foto de moda puede ser mucho más de lo que su propio nombre indica.

  • Sølve Sundsbø.

    Ya sabéis que en Brunch tenemos varios fotógrafos fetiche, nombres que generalmente nos recuerdan que la imagen-moda roza muy de cerca la categoría de arte.

    Nombres que, por lo tanto, nos emocionan cada vez que los encontramos navegando entre las páginas de una revista. Uno de ellos es el noruego Sølve Sundsbø, cuya genialidad se nos escurre casi por la lengua cuando intentamos describirla.

  • Sølve Sundsbø.


    Nacido en Noruega en 1970 y con dotes para la imagen desde bien joven (el típico caso de tipo que recurre a sus amigos para hacer sus primeros pinitos como artista pero que, esto es menos típico, resulta sorprendentemente talentoso ya en la edad del pavo), Sølve Sundsbø ingresa en 1995 en la celebérrima London College of Printig. Desde ese momento, lo suyo fue un "viento en popa y a toda vela".

    Como el talento llama al talento, el noruego fue fichado rápidamente nada más y nada menos que por el mismísimo Nick Knight para trabajar como su asistente. En 1999 es elegido mejor promesa del Festival International de Hyères, hervidero internacional de talentos del mundo de la moda y de la fotografía. La pera limonera.

  • Sølve Sundsbø.

    Desde entonces, el artista multiplica su trabajo en las páginas de las principales cabeceras de moda internacionales como Vogue, i-D, Dazed & Confused, Numéro o Visionaire y ha sido requerido para firmar las campañas de varios monstruos sagrados como Yves Saint Laurent, Chanel, Hermès o Lancôme.

    Todos ellos han sucumbido al estilo múltiple de Sundsbø, marcado en todos los casos por la magia de la composición y un impecable sentido del artificio y de la armonía geométrica.

  • Sølve Sundsbø.

    En blanco y negro o en color, Sølve Sundsbø nos regala imágenes vaporosas, inquietantes, agresivas, fantasmagóricas, sexys a rabiar. Todo un repertorio sin patrón definido salvo el buen gusto, la experimentación (nuestro fotógrafo es un habitual de técnicas basadas en los rayos X, los 3 D o los efectos pirotécnicos) y la sofisticación extrema.

    Como referencias, además del propio Night, encontramos en la obra de Sølve ecos de grandes tallas de la foto de moda contemporánea como David Bailey o Guy Bourdin. Ahí es nada.

  • Sølve Sundsbø.

    En definitiva, un sueño de tipo y un sueño de trabajo. Sumergirte en su web es una experiencia estética de primer nivel, una alegría para nuestras saturadas pupilas y, sobre todo, un ejemplo clair et net, como dicen los franceses, de que la foto de moda puede ser mucho más de lo que su propio nombre indica.

ENTRADAS ANTERIORES
Cargando...
Brunch Magazine es una marca registrada de Vicious Media © Todos los derechos reservados. I Love Vicious SL / info@brunchmag.comDesign by Pixel and Pixel

SUBSCRÍBETE A NUESTRA

NEWSLETTER

notificacion